Administra tu Fotolog

¡Crea tu Fotolog Ya! Fácil y Gratis

Diapositivas

Ver Mapa

  • DespedidaDespedida

    Si, esto es una despedida y ni siquiera sé si es temporal o definitiva.
    A la zona en donde está ubicado nuestro árbol acudía cada día entre dos o tres veces. Allí llevaba a mi perra, la Shiva para que corriera un poco, hiciera sus necesidades y se aireara. Por esa obligación y por la facilidad para observar nuestro árbol salió la idea de este fotolog.
    Pero la Shiva ya no está. Murió ayer. Y ahora no tengo ganas ni ánimo para visitar ese espacio que era suyo.
    Sencillamente voy a dejar de ir y por tanto de hacer fotos y de observar nuestro árbol.
    No sé si volveré a este proyecto con el tiempo o no, pero de momento lo voy a abandonar.
    Muchas gracias a todas las personas que lo han seguido y que me han aportado comentarios.
    Desde aquí un beso a todas y todos y gracias por vuestras aportaciones.
    Teresa


    |
  • Poco que decirPoco que decir

    Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Y creo que es cierto en el caso de la imagen de estas últimas semanas.
    Concretamente la de esta semana ya se vé cómo la plenitud del verdor está llegando a sus niveles más altos. Y ya, como consecuencia de la frondosidad, aparecen zonas oscuras por debajo de las ramas cargadas de hojas verdes.
    La desnudez de hace unos meses ha dado paso a este aspecto de plenitud.
    Mi abuela siempre decía que "no había bien ni mal que cien años durara". Y la señora tenía razón.
    Ha pasado con la higuera, y nos pasa también a las personas. Puesto que despues de una etapa de tristeza, a veces llega la calma de ánimo o las alegrías que nos hacen pensar que la felicidad , al fin ha podido llegar.
    Como todo en esta vida, va a depender del color de las gafas que llevemos puestas y de nuestra actitud con que podamos vivir esos momentos, los buenos o los malos, con la esperanza (y la seguridad) de que pasarán.
    De la misma manera en que sabemos que cuando llegue el otoño nuestro querido árbol, volverá a quedar, poco a poco desnudo, como cuando lo conocimos.
    Pero eso está por llegar, disfrutemos ahora del momento verde intenso que nos está brindando.
    Ben cordialment
    Teresa


    |
  • El rincón ya cubiertoEl rincón ya cubierto

    Hace unos meses observábamos cómo el rincón que existía entre las ramas de la higuera estaba completamente al descubierto ya que las ramas estaban desnudas.
    Ahora comprobamos cómo el rincón ya se ha cubierto de grandes hojas cómplices que, seguramente, dentro unas semanas (si no lo han hecho ya) albergarán momentos únicos e irepetibles en la vida de algunas personas.
    De esos momentos únicos e irrepetibles que todos tenemos en nuestra memoria han sido testigos árboles diversos, paredes desnudas y otros espacios a los que ahora, ya de más mayores a veces hemos vuelto (si todavia existen) y que apenas reconocemos.
    En mi caso, aquellos espacios o paisajes han desaparecido y ya sólo habitan mi memoria. Pero de ahí es muy dificil que nadie me los arrebate mientras viva.
    Cuando esta mañana miraba la higuera vinieron a mi mente. Es lo que tiene la observación de la higuera, que a veces te llevan por caminos de la memoria por los que es dificil transitar a menudo.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • La evidencia de algunos cambiosLa evidencia de algunos cambios

    De nuevo, una semana más, observamos cómo los cambios que se producen en nuestro árbol cada semana son más que evidentes.
    Así nos ocurre también a las personas, que también en algunas épocas de nuestras vidas cambiamos.
    Pero si en la higuera los cambios son, básicamente, en su aspecto, en las personas, en la mayoría de los casos, al menos los que a mí me interesan, son del interior.
    Cambiamos de pensamiento dependiendo de nuestro estado de ánimo. Cambiamos de opinión dependiendo si estamos o no involucrados en el tema en cuestión. Cambiamos de estrategias en función de nuestros intereses de cada momento. Y así en infinidad de temas.
    Y, en cada cambio nos dejamos un trocito de piel, algo de nuestra propia intimidad queda en cada uno de esos cambios conscientes o inconscientes que realizamos a lo largo de la vida.
    Observar la evolución semanal de la higuera tiene como consecuencia, el hecho de observar por extensión, muchas cosas más e incluso de revisar algunos aspectos de mi propia vida. Es un buen ejercicio.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • Una nube verdeUna nube verde

    Creo que la observación semanal de nuestro árbol ha superado todas mis expectativas.
    Hacía años que lo miraba, pero nunca lo observé con los ojos de una cámara y con la periodicidad con que lo estoy haciendo este año con el objeto de compartirlo con aquellas personas que de vez en cuando se acercan por este espacio.
    Si comparamos esta foto con la primera de todas que realicé allá por principios de diciembre creo que la direfencia es clara.
    En estos momentos, a pesar de que no está todavía en todo su eplendor, nuestra higuera parece totalmente una nube verde.
    Una enorme, frondosa y mullida nube verde en donde reposar en momentos de estrés o de mucha adrenalina por la sangre.
    Eso, al menos, está significando para mí.
    Ayer, mientras le contaba a una amiga algo importante que había sucedido, le hacía la comparación entre la nube en la que estoy viviendo en estos momentos y la nube verde por la frondosidad de la propia higuera.
    Pues así me siento, por hermosas circunstancias personales, en una nube verde y frondosa parecida a la copa de nuestro árbol.
    La hermosura del momento personal es sólo comparable a la imagen de nuestro árbol en los inicios de su esplendor, cómo ya lo comenzamos a ver en las últimas fotos.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • Ya se ven los frutos!!!Ya se ven los frutos!!!

    A la frondosidad que observábamos la semana pasada se suma la aparición de los primeros frutos.
    No lo parecia hace unas semanas pero como todo, aparecieron y ahí están creciendo.
    Son todavía pequeños, frágiles pero al igual que ocurrió con las yemas de las hojas hace sólo unos meses, ahora aparecen los pequeños frutos que van a ir creciendo para allá por San Juan, darnos sus ricos y carnosos frutos.
    No lo parece, pero estoy aprendiendo muchísimo con la observación de nuestro árbol. Aprendo sobre la relatividad de las cosas, del tiempo e incluso sobre lo relativo de los hechos que acaecen cada día.
    La observación de la higuera permite darnos cuenta de que pase lo que pase en nuestras vidas o incluso en nuestro entorno la sabiduria de la naturaleza siempre consigue sorprenderme y eso que no me es demasiado extraña.
    Continuaremos observando la evolución de este árbol típico de nuetra tierra.
    Ben crodialment.
    Teresa


    |
  • Comienza a verse la frondosidadComienza a verse la frondosidad

    A pesar del frío de hoy la foto creo que lo dice todo. Comienza a apreciarse cómo vamos a poder ver la higuera cuando todo su follaje está ya del todo crecido.
    Dentro de poco podremos ir observando cómo los pequeños frutos comenzarán a apuntar.
    Así, con nuevos frutos y por tanto con nuevas esperanzas y nuevos proyectos comenzamos esta primavera que se ha iciciado fría pero seguro que se irá caldeando con los dias y nos irá ofreciendo nuevas oportunidades cada día.
    Yo al menos así lo espero y al igual que las hojas del árbol van creciendo, del mismo modo van creciendo lo que inicialmente eran proyectos y ahora ya se van convirtiendo en realidades.
    Esperemos que continue así.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • Esto lleva buen caminoEsto lleva buen camino

    Como se puede comprobar el reverdecer de nuestro árbol va por buen camino y muy adelantada.
    La foto no muestra todo el esplendor del viejo árbol y es una pena puesto que está muy hermoso.
    Esperemos que a largo de la primavera y, al igual que nuestro árbol ha sido capaz de superar el frio y la desnudez, el nuevo gobierno que ha salido como consecuencia de las elecciones del pasado domingo sea capaz de avanzar en derechos sociales de cara al conjunto de la ciudadanía y que, al mismo tiempo también se avance en derechos democraticos.
    Dicen que la primavera la sangre altera, esperemos que a nuestros recién elegidos diputados y diputadas también se les altere la sangre de cara a profundizar en este tipo de derechos quemejoren las condiciones de vida del conjunto de la población.
    Yo así lo espero.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • Todo creceTodo crece

    Si, aunque no lo parezca con los primeros dias luminosos y los primeros calores, los campos se llenan de verde y los árboles nos comienzan a enseñar sus primeras hojas.
    Son todavia tiernas y luminosas pero ya nos muestran sus formas y nos ayudan a hacernos una idea de la frondosidad que llegarán a tener. Es hermoso contemplarlo.
    Al mismo tiempo nos permite hacer comparaciones sobre nuestra propia vida y sus ciclos. Nada es para siempre puesto que, al igual que los árboles, los ciclos vienen y se van.
    Lo que hoy nos llena de tristeza desaparecerá dejando espacio para la alegria de mañana.
    Nada es definitivo, ni la alegría ni el dolor.
    De momento, disfrutemos del paisaje de verde primaveral que la sabia madre naturaleza nos comienza a brindar.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • El nacimiento de un nuevo tiempoEl nacimiento de un nuevo tiempo

    Esta semana nuestra higuera ya va mostrándonos sus hojas. Son pequeñas y luminosas, como el futuro que nos espera a cada persona si vivimos con cierto optimismo nuestro día a día y, sobre todo si somos capaces de descubrir, cada mañana, lo que de hermoso nos trae el amanecer.
    Ahora tenemos una posibilidad de mostrar nuestra confianza en el futuro puesto que en una semana hemos de ir a votar. Votemos por la confianza en el futuro, por la paz, por la igualdad y sobre todo, votemos por las personas.
    Que la lección que casi cada semana nos está dando nuestro árbol en el sentido de que pese a quien pese y casi siempre en unas condiciones no del todo óptimas, ella sigue su ciclo vital. Aprendamos pues de ella que aunque algunos recurran la Ley de igualdad o la de matrimonios entre personas homosexuales, o no acaben de desarrollar la ley de dependencia allá donde gobiernan, o sea, no apuestan por la felicidad y el bienetar de las personas, los demás, seguimos creyendo que otro tipo de politica es posible y que la izquierda, sigue siendo posible incluso a la izquierda del otro gran partido político.
    Esperemos que el progreso y el rencuentro con las políticas para y por las personas sean posibles.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • Las Las "bondades" del cambio climático

    No sé si es como consecuencia del cambio climático o no, pero nuestra higuera ya nos va mostrando cual va a ser su futuro. Ya apuntan sus hojas y sus ramas y parece que va a ser un buen año, también para ella.
    Y digo también puesto que para algunas personas, entre las que me encuentro, ya lo está siendo y eso se nota también. Quizás, quien mejor lo nota es quien está cerca, de la misma manera que hay qua acercarse al árbol para ver sus brotes. Pero lo importante no es si se ve de cerca o de lejos. Lo realmente importante es que existe, que es y sobre todo, que está.
    Al final, observar la higuera, no deja de ser una buena excusa para mirar mi interior y reflexionar sobre eso mismo gracias a todos los paralelismos existentes.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • Ya apunta...Ya apunta...

    Definitivamente parece que nuestra higuera vaya notando los calorcillos de este invierno tan cálido y ya se aprecian (aunque en la foto está un poco borroso) las hojas pequeñas que intentan abrirse paso.
    Me recuerda mucho a las criaturas recien nacidas. En cómo a lo largo de sus primeros año, niñas y niños buscan reconocer el mundo y reconocerse a sí mismos, luchando por aprender a andar, a hablar y a a comportarse según las normas impuestas.
    Es como si en su formación, como en la de las hojas de nuestra higuera, casi todo estuviera decidido. Despues ya mayores podrán intentar, mediante la voluntad, seguir aprendiendo, cambiar algunas pautas o modelar algún comportamiento, pero lo esencial, se establece en esos prieros años de vida.
    Desgraciadamente para las hojas de nuestra higuera, ellas no podrán cambiar nada en su ciclo, puesto que todavía son más vulnerables que nuestras criaturas.
    Ben cordialment
    Teresa


    |
  • No hay cambiosNo hay cambios

    Esta semana no ha habido cambios en nuestro árbol de referencia. No es nuevo, puesto que estamos en pleno invierno.
    Pero esta situación pasará en unas semanas y lo que ahora son pequeños brotes serán ramas y hojas preciosas y brillantes en un futuro no muy lejano.
    Sería deseable que algunas instituciones regidas por hombres de faldas largas y negras tuvieran la misma capacidad de evolución que nuestra higuera y que dejaran el invierno de sus ideas reaccionarias, misóginas e injustas para dar paso a una primavera en donde la justicia social, el predicamento de la igualdad de trato en todos los aspectos y el trato normalizado de cara a las relaciones humanas en todos los ámbitos fueran sus hojas brillantes y sus ramas flexibles.
    Pero me parece que antes de que eso ocurra veremos muchas veces más el ciclo completo de nuestra higuera.
    Aunque eso no va a impedir que quienes no pensamos como ellos y les cuestionamos sigamos haciendolo cada vez que lo consideremos oportuno.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • Heridas y esperanzaHeridas y esperanza

    Sí, puede resultar aparentemente contradictorio, pero nuestra foto de hoy nos muestra cómo pueden convivir perfectamente un pasado reciente desgarrado y roto, con la esperanza de una nueva vida a punto de comenzar.
    Una rama rota, cruelmente desgarrada y, justo a su lado un brote luchando por convertirse en eso, una nueva ramita que, si las heladas lo permiten, tenga mejor futuro que su compañera.
    Nuestra higuera nos muestra que es compatible esta escena y, si es compatible en una higuera, ¿Cómo no ha de serlo en la vida?
    Quizas lo más difícil sea, en la vida real, hacer compatible las dos cosas sin que el mundo emocional se vea demasiado afectado.
    Y, como decía mi abuela: "Hija, no hay mal que cien años dure". Pues eso...
    Ben cordialment.
    Tere


    |
  • NovedadNovedad

    Esta semana nuestra higuera está exáctemente como la anterior. Pero ayer estuve en un lugar emblemático para las gentes que vivimos por estos lares y decidí dejar una foto de ese lugar.
    Se trata de la Font de Mariola (fuente de Mariola) en pleno corazón de la sierra que lleva este mismo nombre, MARIOLA.
    Aparte de resultarnos un lugar especial,la novedad es que, como podeis ver, por el caño, cae agua. Y este hecho en los últimos año no es demasiado frecuente.
    El lugar merece la pena y, si puede verse al atardecer, con esa luz entre rosada y anaranjada, es un espectáaculo que ninguna cámara puede captar.
    Aqui os dejo este trocito de mi mundo.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • El rincónEl rincón

    Ahora, cuando nuestra higuera está sin hojas, es cuando mejor se pueden ver lo que en el futuro, se convertirán en rincones que, recubiertos de hojas, podrán convertirse en pequeños escondites.
    Ese es no de sus encantos. En esos rincones futuros, posiblemente anidarán algunos pájaros.
    También lo harán algunos adolescentes para poder fumar su primer cigarrillo o, incluso dar su primer beso.
    No lo invento, ambos casos han ocurrido y de forma discreta, he sido testigo aunque lejana.
    En ambos casos, al percatarse de la presencia de otra persona y de su perra, han sugido risas nerviosas y movimientos que daban a entender que sus actividades eran las que eran.
    Em ambos casos recuerdo haber sonreído al observar que el inicio de la vida adulta tiene el componente de los descubrmientos de aquellos aspectos que nadie nos enseña en ningún instituto ni colegio.
    La magia de los primeros besos, el encanto el beso robado en la semioscuridad de un lugar un poco apartado... ¿quien no ha sentido en algún momento una especie de envidia al observar esos momentos en los adolescentes?
    En fin...en primavera enseñaremos otra foto de este rincón.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • Los frutos perdidosLos frutos perdidos

    En su desnudez integral, nuestra higuera nos muestra los frutos que nadie comió.
    En el olvido en el que vive desde hace muchos años, a juzgar por su tamaño, pocas son las personas que recogen esos frutos que, más allá de ser o no recogidos, ella indefectiblemente nos brinda cada año.
    Podríamos establecer el paralelismo con algunas relaciones de todo tipo, que más allá de que una de las dos partes quiera o no quiera, la otra sigue dando frutos en forma de afecto, cariño u adoptando otros aspectos acordes con cada momento, incluso el silencio.
    Como dice Germán en uno de sus mensajes (por cierto muchas gracias por los comentarios):para todo se ha de saber mirar.
    Y es que es cierto que al observar las fotos de esta, ya, nuestra higuera, me llegan a la mente paralelismos con algunas reacciones que tenemos las personas, por tanto, es cierto que voy aprendiendo cada vez que la miro.
    Y lo poco o mucho que aprendo, lo dejo aquí, como los frutos de la higuera, sin importar demasiado si son recogidos o no. Lo que yo aprendo cada semana, lo comparto. De quien lee esto (o no) depende el resto.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • EnredadasEnredadas

    Si, así se muestra esta semana la foto de nuestra higuera, con las ramas aparentemente enredadas y formando un teórico laberinto. Pero no es más que una ilusión óptica, puesto que esas ramas están ordenadas y cada una de ellas tiene su espacio. Además si miramos con atención, podremos observar cómo ya hay pequeños brotes que están esperando el momento oportuno para crecer.
    Son como las yemas de la esperanza que nunca hay que perder del todo, incluso en los peores momentos.
    Podríamos decir que aparentemente la higuera está desnuda, pero en realidad se está renovando.
    En algunos procesos que pasamos las personas ocurre algo similar a lo que se muestra esta semana en la foto: puede darnos, incluso a nosotros mismos la impresión de que estamos completamente enredados en nuestras historias, problemas o caos personal y que eso nos puede dejar desnudos y vulnerables, pero también en esos momentos nos estamos renovando por dentro. Y también en esos momentos existen yemas de esperanza que crecerán cuando llegue su momento.
    ¡¡¡Al final aprenderemos incluso de nuestra higuera!!!
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • Las apariencias engañanLas apariencias engañan

    Si, y además, en demasiadas ocasiones ocurren estas cosas.
    En la foto de esta semana aparecen en primer plano las tres únicas hojas que le quedan a nuestra higuera y, de fondo, las que ya se han ido cayendo. Pero lo que no se consigue ver del todo claro es que entre medias, en las ramitas de detrás de las hojas, hay unos pequeños brotes que recuerdan que la higuera, nuestra higuera sigue viva, pese a las apariencias.
    Y es que en esta foto se podría decir que aparece el ciclo de la vida:
    Lo que fué y que ya pasó pero que a pesar de estar aparentemente muerto o pasado alimenta lo que sigue vivo y, por tanto forma parte de ello. Lo que es ahora mismo que aparece tal cual es cada día y que no podría ser como es sin la fuerza de lo que fue y, al mismo tiempo da paso a ese futuro incipiente de lo que está por llegar.
    Creo que está muy resumido, pero en esencia podría decir que así veo la vida, como la foto de esta semana de nuestra higuera.
    Además también se podría hacer una lectura en esta misma foto, de las apariencias sociales, pero esa la dejaremos, que hoy no tengo ganas de ser mala.
    Espero que la foto os guste.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |
  • Para comenzar...Para comenzar...

    Deseo comentar que este lugar nace gracias al la convergencia de dos aficiones:la de mirar y la de escribir.
    Lo que pretendo es hacer una foto semanal a una higuera cercana a mi casa y ver cómo cambia a lo largo del año. Así nos podremos encontrar con el árbol desnudo tal y como lo vemos ahora e intentaremos verlo en toda su exuberancia en los meses de verano.
    Y ¿Por qué una higuera descuidada y abandonada?. Tengo 43 años y en mi vida de niña siempre han habido higueras en casa de mis abuelos y en la casa de campo en la que vivía con mis padres. A ellos, a padres y abuelos les he escuchado contar historias, cantar, reir, reñir e incluso hacernos caricias a sus nietas.
    Las higueras tienen fama de ser árboles traicioneros en dos sentidos. Tienen la leña muy blanda y por tanto cuando te subes a sus ramas a por sus frutos, con demasiada frecuencia te puedes caer y romper la crisma. Por otro lado como es caso de nuestra higuera, al no estar cuidada y como consecuencia del peso se sus ramas blandas, estas van cayendo hacia abajo y cuando las cubren las grandes hojas, se forma una especie de escondite natural. Y debajo se pueden hacer desde pequeños akelarres de brujas principiantes, hasta dar furtivos besos o caricias de parejas que se encuentran por la vida y que comparten esos segundos o toda una existencia.
    De ahí que la higuera sea especial. Porque a su lado, se pueden inventar muchas historias. O incluso vivirlas en el pensamiento y, ¿porque no? en nuestra realidad.
    Además cuando hay viento y todavia no se han caído las hojas , se produce un sonido muy especial ¿Lo has escuchado en alguna ocasión?, ¿no? pues te invito a hacerlo.
    Yo de momento iré colgando fotos y escribiendo lo que se me vaya ocurriendo cada semana.
    Te invito a compartir esta experiencia conmigo e ir viendo a lo largo de la semana esta, nuestra higuera.
    Ben cordialment.
    Teresa


    |